domingo, 29 de enero de 2012

CLXXXI. Naked On The Vague | The Blood Pressure Sessions


















The Blood Pressure Sessions
©Siltbreeze. US, 2008.


‟Desde la isla de los malditos, cuna de agrupaciones marginales como The Birthday Party, The Church o The Triffids, hoy se desprende este nuevo engendro encantador.
Destinados a enfermar cada uno de los caminos acá cubiertos, este dúo de Sydney, Australia, formado por Cliche Cliche y 'The Worm' no dejan tiempo entre sus miniaturas ruidistas, en esa delgada línea en que cuelgan cada una de sus interpretaciones, siempre corriendo por bordes que dan hacia un gran despeñadero.
Armados de un a bajo, teclados y una caja de ritmos le dan vida a un disco debut espectral, "The Blood Pressure Sessions", muy alejado del sonido actual, ellos se ocultan tras un espacio atormentado y oscurecido.
Abren el disco con un tema que ya se quisiera Michael Gira para sus nuevos proyectos, "Old Leader" desprende un hedor antiguo como tomado del tiempo de la No Wave neoyorkina de comienzo de los 80's, primitivismo lacerante junto a unas voces de ultratumba que desconciertan, los temas suelen ser cortos, pero para que más, si todo se concentra allí, alma y corazón flagelados.
Pasando a "All Aboard" que debe ser el tema más 'alegre', pero anormal con esa percusión marcial y ese ruido infernal diseminado por un bajo quebradizo sonando como una guitarra distorsionada a mil, a esto sumemos el canto de Lucy Cliche que podría asociarse a la más hiriente Kim Gordon de "Confusion is Sex".
De aquí en adelante todo se vuelve más turbio cayendo a ratos en el post-punk aterrador de los Mars, hasta que aparece esa joya de tema "The Horse, He's Sick", te imaginas las guitarras depresivas de The Cure en "Pornography" junto a los ritmos de Death in June, cuesta respirar y es muy probable que este disco no suene en ninguna parte, por su abrasividad y porque para cualquier persona normal no pasaría de ser un mal rato que tuvo que aguantar.
Pero hay carne y hueso en el aire acá manifestado y eso es imprescindible en cualquier obra maldita que se precie de tal, con pista experimental y de distinción libertaria en este caso.
De hecho les cuento que este disco apareció originalmente el 2007 en Australia por el sello independiente Dual Plover y este 2008 lo tenemos con nosotros gracias a la etiqueta norteamericana Siltbreeze, especializada en editar noise, circuitería, drone, sonido deslavado y demases.‟

Raúl Cabrera H.



 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada